jueves, 14 de octubre de 2021

II Foro del Almendro y el Pistacho

El Teatro Municipal de Tomelloso acogerá el próximo miércoles 27 de octubre el II Foro del Almendro y el Pistacho organizado por CRISARA, Prunotec, Grupo Cajamar y el Ayuntamiento de Tomelloso con la colaboración de la empresa ITTI.Cevit. El evento se ha presentado esta semana en el consistorio manchego por parte los gerentes de las empresas organizadoras acompañados del concejal de Agricultura, Álvaro Rubio.




miércoles, 20 de enero de 2021

Según investigadores del IRTA, los programas de mejora de almendro en el mundo se basan en dos líneas genéticas y tres variedades

 El estudio señala que es necesario aumentar la variabilidad genética actual para asegurar un progreso continuo de la mejora. Ahora se utilizan las variedades 'Tuono' y 'Cristomorto' se utilizan básicamente en la zona mediterránea y 'Nonpareil' en Australia y Estados Unidos.


Esta es la conclusión a la que han llegado investigadores del IRTA junto a otros investigadores de cinco países, a partir del análisis de datos de pedigrí, verificados por marcadores, de 220 variedades de almendras. "Hemos visto en el estudio, que los genotipos de los siete principales programas de mejora del almendro del mundo siguen dos líneas principales de mejora, basadas únicamente en tres variedades", señala el investigador del IRTA y mejorador de almendro, Ignasi Batlle.

Los investigadores señalan que es necesaria una mayor variedad genética en los programas de mejora de almendro en el mundo.

Los resultados han revelado dos líneas genéticas convencionales basadas en tres variedades: 'Tuono', 'Cristomorto' (utilizados en la mejora en el Mediterráneo) y 'Nonpareil' (utilizado en Australia y Estados Unidos). Los descendientes de 'Tuono' o 'Cristomorto' comparten 34 descendientes, mientras que 'Nonpareil' tiene 71 descendientes.

A partir los genotipos utilizados por los siete principales programas de mejora en Estados Unidos, Australia, Francia, Israel y España, el estudio ha puesto de manifiesto la pérdida de variabilidad genética y el desafío cada vez mayor que significa para los programas de mejora debido al uso repetido de un número reducido de genotipos fundadores. La principal conclusión del estudio es que se requiere aumentar la variabilidad genética actual en los programas de mejoramiento de almendras para asegurar la ganancia genética y el progreso continuo de su mejora.

«En la mejora del almendro se sabía poco sobre su variabilidad genética en las poblaciones reproductoras actuales, aunque se han informado varios casos de depresión por endogamia», señala Batlle. Para obtener información sobre la estructura genética en los programas de mejora modernos en todo el mundo, se analizaron datos de pedigrí verificados por marcadores de 220 variedades de almendras y selecciones de mejora. Se calcularon los coeficientes de consanguinidad (ancestro común), parentesco y la contribución genética de los fundadores para estos genotipos.

Alto coeficiente de consanguinidad

El coeficiente de consanguinidad medio de los genotipos analizados fue de 0,041, presentando 14 genotipos un coeficiente de consanguinidad alto, superior a 0,250. Los programas de mejora genética varietal de Francia, Estados Unidos y España, mostraron coeficientes de consanguinidad de 0,075, 0,070 y 0,037, respectivamente.

Según su contribución genética, las variedades cultivares modernas de Israel, Francia, Estados Unidos, España y Australia se remontan a un máximo de seis genotipos fundadores principales. Entre el grupo de 65 genotipos portadores del alelo Sf para la autocompatibilidad, el coeficiente de parentesco medio fue de 0,125, con 'Tuono' como principal genotipo fundador (24,7% de la contribución genética total).

Estos resultados añaden conocimiento sobre las tendencias seguidas en la mejora genética del almendro durante los últimos 50 años y tendrán un gran impacto en el proceso de toma de decisiones en los programas de mejora en todo el mundo.

jueves, 2 de julio de 2020

SE PREVÉN 95.600 TONELADAS EN LA PRÓXIMA COSECHA DE ALMENDRA

La Mesa Nacional de Frutos Secos ha realizado la estimación de producción de almendra para la campaña 2020, dando como resultado una previsión de 95.579 toneladas de almendra grano, ha informado la Mesa, que puntualiza que la previsión para esta campaña no puede compararse con las cifras hasta ahora ofrecidas.
Este año comienza una nueva serie histórica de datos, mucho más precisa y adaptada a la situación real del sector, explica la Mesa. Para la elaboración de la previsión de producción de almendra se ha tenido en consideración los datos de superficie declarada en 2019 en la Solicitud Única de la PAC y la registrada en REGEPA, facilitados por el Ministerio de Agricultura.
Por tanto, son datos reales y no estadísticos, teniendo en cuenta de una forma objetiva el potencial productivo en función del año de plantación, el sistema de producción: secano/regadío, grupo varietal y demarcación territorial, para obtener así un rendimiento productivo mucho más fiel y transparente.
No se han contemplado como productivas una superficie de 118.000 hectáreas de almendros al considerarse que aún no han entrado en producción. No obstante, La Mesa advierte de que la producción final se podrá ver mermada por afectaciones climatológicas que condicionen el desarrollo de la almendra.
Estimación de producción campaña 2020/2021
(tn. almendra grano)
Comunidad AutónomaSuperficie Productiva (has)Previsión 2020
Andalucía124.77729.800
Aragón61.92516.552
Baleares12.2171.002
Castilla la Mancha86.36721.474
Cataluña29.3776.736
La Rioja4.942409
Murcia65.6816.825
Comunidad Valenciana54.5649.039
Extremadura5.4203.400
Resto3.901342
TOTAL449.17295.579

jueves, 30 de enero de 2020

Arrancan las tractoradas, concentraciones y manifestaciones del sector agrario

Agricultores y ganaderos de España se ponen en marcha “En defensa de su futuro”. El martes 28 de enero arranca la primera oleada de movilizaciones para denunciar la grave situación de falta de rentabilidad que atraviesan sus explotaciones y el hartazgo ante los ataques que están recibiendo.
Galicia, Aragón y País Vasco serán los primeros escenarios de las protestas. El miércoles 29 de enero, las concentraciones y manifestaciones tendrán lugar en La Rioja y Extremadura y al día siguiente se sumarán Andalucía y Castilla y León.



Convocados por Asaja, COAG y UPA, reclaman “medidas de apoyo que vengan a paliar los graves perjuicios que estamos sufriendo”. “Nos preocupan los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios y la falta de rentabilidad que sufren las explotaciones”, afirman las tres organizaciones en un comunicado conjunto.

En un momento en que tanto se habla del reto climático, de la España vaciada y de la necesaria vertebración del medio rural, es necesario, “más que nunca”, afirman, tener en cuenta al sector agrario, porque sin él no será posible acometer los retos que la sociedad demanda. Desde Asaja, COAG y UPA se pretende que con este proceso de movilizaciones, convocado desde la unidad de acción, las administraciones competentes tomen conciencia de la gravedad del problema y se pongan en marcha verdaderas políticas de apoyo a un sector estratégico de nuestra economía, que además contribuye de forma esencial al mantenimiento del medio rural y el espacio natural.

jueves, 26 de septiembre de 2019

El pistacho se confirma como cultivo rentable para la Región

La Consejería de Agua, Agricultura, Pesca, Ganadería y Medio Ambiente celebró esta semana en el Centro de Demostración Agraria 'Las Nogueras de Arriba', en Caravaca de la Cruz, una Jornada técnica sobre el comportamiento de diferentes variedades de pistacho bajo riego, en cultivo normal e intensivo, tras cinco años de ensayos en dicha finca experimental, con resultados prometedores.

El consejero Antonio Luengo destacó que el pistacho "puede ser un cultivo rentable si se produce en zonas adecuadas, como las comarcas del Altiplano y Noroeste, y se eligen bien las variedades". Así, añadió que "si bien las producciones suelen ser ligeramente menores que en el almendro de regadío, los precios del pistacho triplican ampliamente los de la almendra más cotizada".


La Jornada contó con una elevada participación, incluso de agricultores de comunidades vecinas. Tras las ponencias se mostró en campo el comportamiento de cada una de las variedades, la calidad de sus producciones, así como el proceso de recolección y pelado, en húmedo, de la cosecha.

El ensayo del pistacho ocupa una superficie demostrativa de 0,7 hectáreas, en una de las 14 parcelas experimentales de este Centro, encargado de mostrar técnicas de cultivo novedosas, así como cultivos alternativos y variedades más rentables.

Los resultados indican que hay variedades de pistachero, como Sirora, capaces de dar producciones que se acercan a las del almendro, con la diferencia de que su poda es más sencilla y barata, requiere menos tratamientos fitosanitarios y los gastos de agua y abono están por debajo de la mitad de los de cualquier otro cultivo frutal de regadío.

La variedad Sirora destaca este año sobre otras variedades, con más de 1.200 kilos de pistacho seco por hectárea, con los mayores porcentajes de frutos abiertos, el menor número de frutos no comerciales y un tamaño de fruto mediano-grande.

CONCLUSIONES

Las conclusiones de la Jornada apuntan que para lograr que el cultivo del pistacho sea rentable en la Región hay que elegir bien las variedades, establecer las plantaciones en las zonas más adecuadas, como las comarcas del Altiplano y Noroeste, cumpliendo las exigencias tanto en clima como en suelo, controlar el material vegetal que se vende en los semilleros, para que tenga la correspondiente certificación, mejorar el procesado del pistacho y finalmente apostar por la producción ecológica.

La Consejería continuará divulgando los resultados de este ensayo para dar a conocer a los agricultores la rentabilidad del cultivo del pistacho. La iniciativa ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Consejería.

En España hay 25.000 hectáreas de pistacho plantadas. Por comunidades destaca Castilla-La Mancha, con 20.000 hectáreas, seguida de Andalucía, con 3.000 hectáreas, Extremadura, con 900, y Castilla y León, con 700. Según la última estadística (2018), en la Región de Murcia hay plantadas 695 hectáreas de pistacho, de las cuales 277 hectáreas se cultivan en secano y 418 en regadío. Más de la mitad de estas plantaciones no se encuentran en edad productiva, ya que son de nueva implantación.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Conozca las nuevas normas de recepción de almendra cáscara


Cooperativas Agro-alimentarias recuerda que 1 de agosto entraron en vigor las nuevas normas que permitirán obtener productos de mayor calidad para mejorar su posición en los mercados más exigentes. Esta nueva normativa ha sido convenida por las organizaciones de la cadena de producción, descascarado y comercialización del sector español de la almendra, AEOFRUSE, Cooperativas Agro-alimentarias de España y DESCALMENDRA durante una reunión en la que acordaron recoger en las actuales Normas de Recepción de Almendra Cáscara todos los extremos relevantes a tener en cuenta.

De esta forma se ponen a disposición de todos los operadores una herramienta de mejora del sector, que permita obtener productos con la mayor calidad a fin de posicionarlos en los mercados más exigentes, diferenciándolos de los de otros orígenes.

Estas normas regulan aspectos como la calidad en la recepción de la almendra en cascara; la calidad en grano; la humedad; la mezcla de almendras o el peso de la partida.

Estas normas tienen una vigencia de dos años, o sea, hasta el 1 de agosto del 2021, siendo prorrogable por la tácita salvo que sean fehacientemente denunciadas por cualquiera de los sectores almendreros, con un mínimo de tres meses de antelación, ante la Asociación Nacional de Descascaradores de Almendra “DESCALMENDRA”, que se compromete a comunicar a los distintos sectores almendreros tal denuncia, y poner en marcha la celebración de las distintas reuniones para elaborar la nueva normativa.

miércoles, 28 de agosto de 2019

Murcia se pone a la cabeza del 'boom' de la almendra


La almendra experimenta un impulso sin precedentes en la Región. Su cultivo, hoy en plena cosecha, se ha extendido en pocos años hasta casi 80.000 hectáreas (más que todas las fincas murcianas de hortalizas y el doble de los cítricos). Pero, sobre todo, la Comunidad destaca ahora por su alto nivel en investigación en torno a un producto que está experimentando una demanda «brutal». Tanta, que no es previsible que la creciente oferta la pueda atender en la próxima década. Así lo estima el director del Grupo de Mejora de Frutales del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas-CSIC), Federico Dicenta, artífice de las nuevas variedades de almendro desarrolladas en Murcia que están en parte detrás de la inusitada proliferación del cultivo. El secretario general de la Agrupación de Exportadores de Almendra y Avellana de España (Almendrave), Pascual López Cremades, ya auguraba en 2017 que en «pocos años» la producción española se iba a más que doblar, y pasar de 70.000 toneladas de almendra en grano (sin cáscara), de las que en torno a un 10% son murcianas, hasta las 150.000. Este producto, resume Dicenta, distinguido este año con una medalla de reconocimiento de Almendrave, se ha convertido «en un negocio muy rentable gracias a ese desequilibrio entre oferta y demanda», que continuará previsiblemente durante décadas, y también por mor a la introducción de «mejores variedades».

Con tan buenas expectativas, añade el investigador, «las superficies de almendro están aumentando muchísimo en toda la cuenca mediterránea», y con ellas crece la comercialización del material vegetal que dota de nuevos árboles esos espacios. En este punto de la cadena se encuentran las nuevas variedades murcianas, particularmente las de floración extratardía Penta y Makako, que ya están permitiendo la expansión del cultivo a zonas frías de España, y el resto del mundo, que resultaban impensables hace apenas unos años.

LOS DATOS:

80.000 hectáreas de almendros se cultivan en Murcia, el doble que los cítricos y mucho más que todas las hortalizas 40% de los almendros plantados en España en 2018 ya se corresponden con una variedad creada en Murcia.
Cinco de esas variedades desarrolladas aquí son las primeras que han sido reconocidas este verano con la más alta certificación que existe tanto en España como en Europa para garantizar tanto su autenticidad como su seguridad sanitaria, asegura Jesús López Alcolea, responsable de variedades del Cebas-CSIC. Este éxito repercute en un importante retorno económico en derechos de explotación que a su vez garantiza futuras investigaciones.

El sector no cree que sea posible cubrir las necesidades de producto previstas por el mercado para la próxima década

«Ahora el productor tiene una garantía total de seguridad y calidad de estas plantas, como las que ya tienen en Australia y Estados Unidos, por ejemplo, donde son muy estrictos», explica López Alcolea. Estos desarrollos murcianos, que ahora ven las puertas del mercado internacional más abiertas, están dotados de una particularidad muy valiosa: son las variedades más tardías que existen. Algunas llegan a florecer bien entrado abril, más de un mes después de la fecha tradicional, lo que les permite sortear las heladas del invierno. De este modo el cultivo puede salir de las zonas costeras, donde la calidez permitía la producción, para adentrarse en zonas más frías, incluso de Castilla y León.

La fuerza de las nuevas variedades también alcanza el ámbito internacional. «Es algo espectacular», resume López Alcolea. De momento ya hay una veintena de acuerdos para vender el material murciano a países como Chile. Estados Unidos, Turquía, Francia, Grecia, Marruecos, Túnez y Australia. Con la nueva certificación se espera que esos pedidos aumenten exponencialmente. La ventaja de contar con plantas con su salubridad garantizada es especialmente importante en un momento en el que enfermedades como la Sylella Fastidiosa está esquilmando grandes producciones en distintos puntos. De ahí que Italia, donde esta bacteria ha sido especialmente dañina, sea uno de los primeros países interesados por las almendras murcianas recién certificadas, relata López Alcolea.

Dicenta, del Cebas: «La mayor demanda es la del norte de España, que es donde más almendros se van a plantar»

Las cinco almendras murcianas recién avaladas son Antoñeta, Marta, Penta, Makako y Tardona. La Penta y la Makako son las más demandadas, explica López Alcolea. De hecho, «la Penta es la que más se ha multiplicado en España en 2018».

Viveros agotados.
De los en torno a cuatro millones de árboles que se plantaron en el último año en todo el país, según calcula, en torno al 40% pertenece a esta variedad certificada en Murcia que llegó a agotarse en los viveros tanto en 2017 como en 2018, antes incluso de haber logrado, el pasado junio, la certificación que a partir de ahora se espera que dispare aún más su éxito.

Estas almendras murcianas añaden otras características que le aportan todavía más valor. Son autocompatibles (no precisan de elementos externos para su polinización), su producción es muy alta, su maduración es precoz y mantienen la calidad propia de las variedades españolas. Se trata de una calidad superior a las mucho más comercializadas almendras americanas, de acuerdo con Dicenta. Todo lo anterior coloca al producto murciano liderando la salida hacia un crecimiento del sector que no parece tener fin.

La intensa promoción emprendida hace unos años desde California, donde se genera el 80% de la producción mundial, ha disparado su demanda, particularmente tras su introducción en países como China, la India, Rusia y Corea del Sur. El mayor conocimiento sobre sus cualidades nutritivas y saludables, promovido por las campañas norteamericanas, es clave. «Han invertido mucho dinero en hacer ver que comer almendra es buenísimo y la demanda es tan alta que no se va a cubrir ni en los próximos diez años», explica Dicenta.

En Murcia ya se comenzó a investigar cómo mejorar este producto en los años 1970, cuando aún era un cultivo marginal, según recuerda Pedro García, experto en almendra de la organización agraria COAG. Con el tiempo comenzaron las investigaciones sobre nuevas variedades. Más recientemente, el extraordinario «boom de la almendra», como lo califica el investigador del Cebas, ha venido acompañado por una proliferación igualmente importante de nuevos viveros para alimentar la creciente demanda de nuevas plantaciones, incluidos negocios piratas que ofertan plantones sin ningún tipo de garantía, ni sanitaria ni de calidad. La Consejería de Agricultura y el Seprona se han puesto manos a la obra para acabar con estas prácticas, reconoce Dicenta, pero son muy difíciles de combatir.

«La solución ante este desmadre vegetal es la planta certificada, como se hizo en su momento con el cítrico» para lograr un marchamo que, aclara el director del Grupo de Mejora de Frutales, «no solo es garantía de origen genético, sino también sanitario». Hay que tener en cuenta que el riesgo es ahora mayor por el incremento de patógenos asociado a la propia extensión del producto a nuevos territorios. De la misma forma, ese éxito está detrás de la lucha emprendida en el sector contra la almendra amarga, cuya presencia ha aumentado con la reexplotación de árboles abandonados. La cooperativa totanera Coato forma parte, junto a otras firmas andaluzas y el propio Cebas CSIC, entre otros, de un proyecto bautizado con el expresivo nombre de Grupo Operativo para la Erradicación de la Almendra Amarga. La iniciativa incluye el desarrollo de una máquina capaz de detectar la longitud de onda distinta que emiten las almendras malas y apartarlas automáticamente de las cintas transportadoras por las que pasan tras ser peladas.

En este contexto de lucha contra los contratiempos aparejados al boom del producto, se iniciaron hace dos años en una finca de Santomera los trabajos de certificación de las variedades murcianas, con la ayuda del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura. Este mismo departamento es el que se encargó el pasado 31 de julio de validar los dos primeros lotes certificados que se han comercializado (este verano se va a servir al menos una decena). Uno ha ido a parar a un vivero murciano y otro a uno manchego.

Ese material, que viaja precintado, se abre en destino ante la autoridad de sanidad vegetal de la comunidad autónoma correspondiente, que además comprueba que la planta acaba injertada donde le corresponde.

Una vez elaborados los setos con las nuevas plantas, en un proceso vigilado permanentemente por las autoridades, los viveros pueden comenzar su comercialización a los productores. Todas van dotadas de «su correspondiente etiqueta azul, donde figura un código QR, que permite consultar su trazabilidad al completo» gracias al desarrollo de una herramienta informática específica.

A los contratos nacionales, que en total ya superan con mucho el centenar, se suma otra veintena de solicitudes internacionales en las que el Cebas ya trabaja. «El objetivo final es que la certificación de estas variedades estén en todo el mundo», afirma Dicenta. Los envíos a otros países se realizan con la colaboración de la Vicepresidencia Adjunta de Transferencia del Conocimiento (VATC), que es la entidad dependiente del CSIC que se encarga de firmar estos contratos. «Tener la garantía de planta certificada facilita mucho el trabajo para la exportación: evita cien mil papeles y facilita el negocio a los viveros», explica. De ahí que ahora se «va a crecer mucho más», augura.

La contraprestación para los artífices de las nuevas variedades certificadas es una importante inyección económica con la que podrán seguir investigando. Por cada planta que el vivero vende al productor se cobran 50 céntimos en derechos de explotación. Solo en la venta de plantas de la variedad Penta, el retorno en esos derechos ronda un potencial (las comercializaciones piratas siguen siendo elevadas) de 800.000 euros en 2018, atendiendo a los cálculos de comercialización estimados por el responsable de variedades del Cebas-CSIC, López Alcolea. Una parte de ese dinero retorna directamente al grupo para permitirle mejorar sus investigaciones, principalmente contratando a más personal, «que es de lo que anda corta la investigación». De ese modo se abre la puerta a nuevos desarrollos de los que podrá extraerse un nuevo beneficio.

Gracias a ese dinero, «hemos podido contratar a Jesús López Alcolea, que probablemente es el mejor agente de transferencia del mundo», apunta Dicenta orgulloso. También ha permitido, por ejemplo, que Manuel Rubio, investigador del grupo especialista en enfermedades, haya pasado un año en una universidad de California ampliando conocimientos.

Algo ha cambiado en la agricultura regional, donde la respuesta ante una oportunidad de mercado no se limita a aumentar la correspondiente producción. Ahora además se intenta otro aprovechamiento emprendiendo nuevas investigaciones que, como las de la almendra, pueden acabar exportándose a todo el mundo.